02 diciembre 2008

Una perla de Occidente

Por 10 años he sido un devoto feligrés de Mural. Cuando aún no estaba tan "en tendencia" hacerlo, este diario tapatío apostó por más blancos, por un diseño más europeo y se desmarcó de su gran hermano Reforma con una propuesta aún más innovadora; no sólo por su logotipo, sus limpias banderas, tipografías (cómo extrañamos esa Miller), conceptos... sino porque además iban un paso más allá -como jugar con sus cabezales en los días festivos-.
Era un periódico en donde se sentía que la redacción era joven y lo más importante, que se divertían haciendo su trabajo.
Después en 2005 llegó el rediseño del Grupo Reforma... y adiós a Mural tal y como lo conocíamos. Esa idea de estandarizar a los hermanos creo que benefició mucho a El Norte y Palabra, ayudó (en hard) y perjudicó (en soft news) a Reforma, pero a Mural se lo llevó entre las patas. Mucho de lo que se hacía en el diario quedó prohibido con la nueva propuesta.
Pero hay momentos en los que se olvidan del cuadrado rediseño y sus mandamientos y ofrecen productos más Made in Mural, como el suplemento de la FIL que empezó la semana pasada.
Aún no sé si me gusta o no, pero le reconozco varias cosas: es diferente, mandan al diablo un poco a la tendencia minimalista, le siguen dando un trato especial a la tipografía, hacen varios cabezales, tienen un concepto general (todo va de grabados e ilustraciones antiguas), y, en especial, hacen algo que tiene personalidad.

Por cierto, prometo buscar algunas páginas de Mural pre-rediseño para ponerlas por aquí.

1 comentario:

Alexander Probst dijo...

Es cierto, el Mural de antes era OTRO rollo totalmente, tuve el privilegio de estar ahí en esa primera generación (6 meses tarde) y debo decir que aprendí ahí en 3 años lo que no hubiera aprendido en ningún otro lado. Era un equipo bastante unido, todavía lo es y todavía están ahí unos grandes (Luis Becerra, Emmanuel Medina, "el chuy" y el Fernando Jauregui) que siguen peleando por espacio para la creatividad.

Aunque debo decir que comparando este suplemento de la FIL con años anteriores, este no ha sido el mejor, han hecho unos verdaderamente memorables, aún así, es un buen "eye candy" y respiro de lo cuadrado que es el rediseño.

Si encuentras páginas del mural de antes me las mandas!!