10 noviembre 2008

Orgullo chilango

Durante un café post-clase de tipografía una libreta provocó el debate sobre los Metros y sus fuentes alrededor del mundo. De la Gill Sans a la Helvetica recorrimos las identidades que recordábamos. Mencioné el interesante caso de la Ciudad de México y sus pictogramas de estaciones, creados por el diseñador estadounidense Lance Wyman, en conjunto con Arturo Quiñones y Francisco Gallardo.

No sólo son reflejos de elementos urbanos y culturales, incluso éstos se convirtieron en parte de la identidad citadina, en ese auge gráfico mexicano de los años 60 y 70 (después de todo, Wyman también es responsable de los logotipos de México '68, México '70, DeTodo, Camino Real). Quizá eso es lo que más me gusta de la identidad del Metro de México, la siento más viva, más creativa, más personal... soy un gran fan. Además fue un caso pensado para la gente, con la intención de que ubicaran la estación a golpe de vista, sin necesidad de los caracteres. Es decir, no un mero capricho gráfico.

Es el estilo de diseño que me gusta, el que creo es más difícil de lograr: simplificar hasta el mínimo con todo el significado intacto. Soy un minimalista nato, no, no me gusta el kitsch, qué se le va a hacer.

2 comentarios:

Jo Trujillo dijo...

Bueno yo no conozco el metro de otros países. Pero sí creo que el hecho de que en la ciudad de México usen figuras en vez de tipografía ayuda mucho a una población que muchas veces no sabe leer. Eso por un lado, por el otro, para los extranjeros también debe ser mucho más fácil identificar las formas que leer textos en otro idioma. Tal vez si así fuera en Japón, nuestra Charlotte de Lost in Translation no hubiera tenido tantos problemas.
Sin duda lo sencillo y minimalista es mejor, por lo menos para mí también. Lo cargado, resbuscado, etc. es sólo una forma de querer completar algo que desde su esencia no está completo o comprendido.

ED dijo...

jo trujillo: Así fue planeado, como dices. El sistema de pictogramas fue un gran éxito pues era una verdadera novedad ver los temas locales –salto del agua, balderas, etc.– presentados en un lenguaje señalético.
¿Cuál símbolo de estación del metro es tu favorito?